Conferencia Angélica Olvera el 20 de enero de 2012

Categories: /09 Feb 2012

Buenas tardes, llegar a Madrid siempre es una alegría para mí, yo siempre he dicho que a mi España me ha salvado la Vida, porque cuando tenemos mucha confusión en el Alma necesitamos poner geografía de por medio. Y salirnos de ese campo que quizás nos confunde por tanta información emocional y de asuntos que a veces no tenemos arreglados en la Vida.

Y quisiera comenzar contándoles que pasó ahora en diciembre, estaba en Alemania en un congreso de la Hellinger Sciencia con Bert y Sophie Hellinger y conocimos a un hombre raro, extraño, Walter Minhold. El trabaja desde hace muchos años este proceso de investigar a través de regresiones las vidas pasadas, es un científico y ha trabajado con muchas tribus y tiene un trayecto y curriculum impresionante, un alemán hecho para esto. Dijo que él había estado a punto de morir cuando tenía 4 años y se ahogó, lo sacaron y lo revivieron. Y cuando el contaba su experiencia a su mamá, el decía que estaba tan bien… tan bien, que el agua estaba tan caliente, cuando era invierno y se estaba congelando.

Cuando tenía 10 años tenía una enfermedad terminal, estaba en el hospital y ya les habían dicho a sus padres que estaba a punto de morir y que se despidieran de él. Era de noche y surgió la muerte y le dijo vengo por ti y él le dijo “no porque tengo planes” y le dijo la muerte “ah, sí, pues si tienes planes entonces quédate”. En sus conferencias el cuenta que la vida empieza por los planes.

Si alguien de nuestra familia, muy cercano, se va, podemos hacer dos planes: uno seguirlo y el otro quedarse. Entonces cada vez que alguien se va de la vida necesitamos hacer una declaración. Y yo pensé, cómo podemos educar en la Vida, cómo podemos educar en el Alma del aula cuando vemos que los chicos tienen pérdidas irreparables y nosotros también.

Y cómo poder enseñar con esto, ¿cuáles son mis planes? A veces nosotros compramos un plan y es un plan de muerte, me voy a morir a los 52 porque mi padre murió a los 52, o me voy a morir joven, hay quien dice me voy a morir joven… ya compró un plan.

Entonces todo esto de mirar la vida como un proyecto, que proyecto estamos comprando y este asunto de la vida y de la muerte es un asunto tan importante que se requiere trabajar en el aula, se lo digo después de trabajar 33 años en el aula con adolescente y 6 años trabajando con maestros en todo el mundo.

Son cuatro asuntos importantes que necesitamos trabajar todos los que educamos, todos los que estamos acompañando, todos los que estamos trabajando para nosotros y para las siguientes generaciones. El primero es la vida y el segundo la muerte y es difícil que se asuma en el aula, en la pareja o con los hijos o con los padres y esto es lo que trabajamos en Pedagogía Sistémica, porque todo el tiempo estamos en este tema.

El tercer tema es la sexualidad, tampoco lo abordamos, es una fuerza tan arrolladora que le tenemos mucho miedo. Marianne Franke dice ¿cuándo los maestros hacen un “ritual” para darle la bienvenida a la sexualidad de los adolescentes? Cuando en la realidad nos asustamos y quisiéramos encerrarlos hasta que se tranquilicen sus hormonas, al contrario, queremos taparlo. Este es otro asunto importantísimo, abordarlo desde la naturalidad de la vida que comienza con la sexualidad.  De repente no lo consideramos un asunto importante.

El cuarto las emociones, ha habido todo un proceso desde que Daniel Goleman sacara su libro de Inteligencia Emocional en 1995. Ya hay intentos fuertes de hacerlo.

Entonces somos seres que vivimos la vida o que mueren, seres sexuados y con emociones. Y esto a veces no es un tema transversal en el aula ni en la vida.

En este paradigma de tener planes necesito escoger, estar bien claro de que planes tengo si para la vida o ya me compré un plan donde yo he optado por un movimiento inconsciente, profundo, de decir hasta aquí, yo vivo hasta aquí. Esto es algo que el alma ha aprendido o el inconsciente, llámenlo como quieran, es esto que nosotros sabemos que esta, no importa el nombre. En este sentido la Pedagogía Sistémica aborda estos temas desde lo más obvio de la vida, desde lo más natural. No es un movimiento de renovación pedagógica, ya tenemos esto, y son muy buenos, es un movimiento de reubicación pedagógica, es un mapa.

¿Quién necesita estar en Pedagogía Sistémica? Todos, porque todos educamos, los empresarios educan, los políticos, los papás, los abuelos educamos.

Reconocer donde está, donde he colocado mi alma, esto es importante. Requerimos un 2012, hablamos de que algo va a pasar, van a pasar muchas cosas, ampliar la conciencia, darse cuenta y puedo mirar asuntos que antes no podía mirar.

Falsos límites, hay falsos límites que sirven para sentirnos por un tiempo bien. Pero tenemos que ir más allá, vida siempre es más, más experiencia, más sabiduría, más comprensión, a mí misma. La muerte es menos, menos ganas, menos inspiración, menos sentido.

Vayan notando cuando van teniendo más o menos vida. Como nosotros vamos generando más energía y como la gastamos.

En el Congreso de la Ciencia y la educación en Méjico, nos invitaron. Nos tocaba trabajar con un científico mejicano que hablaba de la fotosíntesis humana, dice que los seres humanos tenemos la melanina, los pigmentos de la piel, es lo que la clorofila es a los vegetales. Si se necesita mucha energía la piel es más oscura para generar más energía y menos en los lugares fríos.

Donde se encuentra la melanina es en los ojos, y los ojos en el feto son negros, antes de que se distingan son una mancha de melanina. Proceso a través de la melanina se genera energía. El científico creó unas capsulas para aumentar la fotosíntesis.

¿A donde se van a gastar la energía que se genera, a donde colocamos la energía?, en contra de la suegra, el marido, el jefe, los maestros, la empresa, etc.  El defenderme, defender mis derechos, se gasta la energía y luego decimos que buenos somos, yo tanto que hago y no me lo reconocen. Queriendo que el otro coloque la energía donde nosotros creemos que la debe de poner. La energía la puedo colocar en un punto de vista y defenderlo y esto es lo más importante que quiero que los demás miren, y en este punto de vista coloco toda mi energía y absorbe toda mi energía y no es una energía renovable, se pierde. Cada vez pierdo energía.

Si los jóvenes tienen una renovación de energía acelerada, cómo descubrir donde tengo puesta toda mi energía y como gestionarla.

Lo importante es a donde voy a gastar mi energía, sólo yo puedo gestionar mi propia energía, solo yo puedo soltar…

Es a dónde decido que mi energía va, dónde la administro, hacia dónde la mando. Cada vez nosotros educamos a través del miedo, nos da miedo no tener la razón, y las enfermedades, son enfermedades de miedo, cada vez que nos enfermamos debemos preguntarnos donde hemos colocado el miedo. Y la energía se colapsa y se deteriora.

¿Cómo hacer que los chicos puedan administrar su energía? Porque los chicos ponen su energía en solucionar la relación de sus padres por amor, un amor obscuro. Un amor claro siempre tiene a los padres en el corazón, un amor claro no quiere componer a nadie solo acompañar y si nosotros acompañamos sin juzgar al otro, solo admirando cómo lo hace.

Lo primero que tenemos que enseñar es a que los niños, los adolescentes y nosotros podamos admirar el trabajo de los padres. Todo lo que emerge converge, no importa qué, el trabajo es mirar esta relación porque lo que los chicos van a llevar es esta relación al aula, es lo primero, es para siempre y nosotros tenemos la relación de nuestros padres y  nuestra familia en nuestro corazón y los maestros solo somos efímeros en la vida de los demás, solo es un momento.

Si nosotros podemos fortalecer estos vínculos y reconocer nuestro origen así como fue nos fortalecemos. Y entonces en lugar de colocar la energía en algo que no es posible componer, colocamos nuestra energía en nuestro futuro así como viene. Y solamente podemos lograr esto cuando podemos decirles a nuestros padres así como fue, fue suficiente, no faltó nada y de lo que me falta a mí ahora de eso me encargo yo. Ya fue suficiente y si yo me hago cargo de lo que a mí me falta y estoy bien, entonces educamos para que las siguientes generaciones se hagan cargo de ellos mismos.

Admirar como haya ocurrido y como yo lo haya hecho, admirarme de lo que he hecho, de lo que pude hacer, cuando tenemos quizá un estado de juicio, cuanta energía ponemos en eso, cuanto tiempo nos quedamos viendo el problema y cuanto nos giramos y decimos la solución. Ya pasó, fue lo mejor y cada vez darnos cuenta de que lo que estoy viviendo es lo mejor.

Pedagogía del aquí y del ahora, porque la admiración es aquí y ahora. Los resultados son directamente proporcionales a la confianza que depositamos en este proyecto de futuro. Confiar, confiar que hay muchas maneras,  que así está bien, confiar en el dolor, en este profundo dolor que sentimos, confiar en que se va a resolver y se va a resolver de la mejor manera. No sabemos cómo porque la vida es misteriosa y nos asombra y podemos admirar como ocurren las cosas y como lograr esto. Que es lo que nos permite llegar a esto: hoy cómo podemos cambiar el miedo en confianza y cómo el miedo es solamente culpa. En el fondo sentimos que tenemos la culpa de algo, algo no hicimos bien y entonces tenemos mucho miedo de no volver a hacerlo bien.

En el aula es importante tener confianza en los chicos, es lo más importante, la velocidad de la confianza y esto quita la preocupación.
Como en el campo estamos más preocupados que confiados y en el pasado tenemos más culpa y miedo que admiración por lo que ya ocurrió y respeto por lo que ya ocurrió.

Este es el paradigma de los movimientos de la Pedagogía Sistémica, como nosotros podemos desarrollar la confianza. Si mis padres están en el miedo ¿a dónde voy yo? con ellos. Entonces cuál es la tarea de los padres: estar en la confianza.Si estamos confiando en la vida podemos ir a cualquier velocidad porque no va a pasar nada y porque todo lo que ocurre está perfecto.

Como podemos generar un campo, cuanta energía gastamos enexcluir, cuanta energía gastamos en ver si pertenecemos, en ver si pertenezco, los demás si pertenecen o no, como entrar en la confianza.

Las emociones, cuanto le permitimos al otro que nos rompa el corazón, el corazón puede tener dolor, mucho dolor y estar maravillosamente bien. Ya el corazón se encargará de gestionar poco a poco y fortalecernos a través de ese dolor.

Hemos podido distinguir a donde amamos al otro ciegamente, no lo ves, por eso lo amo ciegamente, tenemos todos los hijos y no le hace bien a nadie y nosotros pensamos que es lo mejor porque no hemos aclarado nuestro amor. ¿Como coloco la energía del amor en un buen lugar?

En un movimiento muy básico podemos tener a un papá, una mamá y un hijo.

Caso – si el papá muere, se separa, se va por alguna razón…
¿Qué hace el hijo? Se va a colocarse en el lugar del padre. Se siente grande, se siente bien, ocupa el lugar de su padre y le dice a la madre yo te cuido no te preocupes yo voy a llenar ese lugar. Y la autentica expresión de él mismo se pierde. Y no alcanza a llenar ese lugar nunca y no va poder hacer feliz a la mamá. La autoestima se va abajo. La autoestima es directamente proporcional a ocupar mi lugar, el que sí me toca, si ocupo otro lugar se pierde, porque se coloca en otro tiempo y espacio, porque el llegó después. Yo he descubierto algo, los hijos y las hijas que se colocan en el lugar de los padres siempre
sufren. Si el padre de la madre se muere el hijo también puede colocarse en el lugar del abuelo cuida a la mamá como si fuera su papá y ahí los chicos pueden morirse pronto, estas son las dinámicas. ¿Cuál es su lugar? De hijo, él es
mitad el padre y mitad la madre, en él siempre están unidos los padres, el padre nunca se va ni la madre. En el corazón del hijo no pueden separarse los padres. El hijo dice respeto su destino y su vida y así los honro y entonces
para este chico hay futuro.

Mientras está atrás no hay futuro, este es el primer movimiento básico sistémico de un amor ciego, porque rápidamente el hijo quiere cubrir el dolor de los padres. Porque amamos profundamente a nuestros padres para siempre.

Si la madre está muy mal de salud la mirada del hijo está en la madre y no se siente bien si no la mira, y en este mirarla no hay futuro. O puede ser al padre, si está pendiente de ellos no hay futuro, no puede decir no te miro. Mirarlos no soluciona nada, si se voltea y no los mira hay futuro, pero necesitamos ser malos, el bueno pierde la vida, el malo la usa.

Un hijo bueno se preocupa por la mamá, preocuparnos nos hace buenos, me preocupo por ti mamá, no le sirve a nadie, es poner toda la energía en un lugar que no le sirve a nadie, la preocupación de los hijos no les sirve para nada a los padres. La preocupación de los padres por los hijos los debilita, porque si yo me preocupo por mis hijos  les digo que estoy segura de que no lo van hacer bien, pero somos muy buenas madres y nos preocupamos las 24 horas por nuestros hijos.  Es el cambio de paradigma.

Solución: El hijo dice a los padres confío en lo que ustedes hacen, sea lo que sea. Y yo tomo su fuerza y hago lo que me toca.

Es muy básico, es una Inteligencia espacial, de que rápidamente los sistemas necesitan cubrir huecos, pero si el hueco no existe, nadie tiene que cubrirlo. Si yo tengo una buena relación con mis padres nadie tiene que cubrir ese hueco, ni mi marido, ni mis hijos.

Esto tiene implicaciones en las siguientes generaciones y no confiamos en las relaciones, la primera confianza es con los padres. Si según nuestro paradigma y patrón de conciencia no lo hicieron bien, entonces no confiamos.

En una serie de televisión llamada “El Localizador”, donde cuentan casos verdaderos, se encargan de localizar a familiares perdidos. En un caso de una mujer que se embaraza siendo muy joven, en el Bachillerato, no pudo ser, porque eran muy jóvenes, sus padres nunca hubieran aceptado a su pareja, entonces acude a una iglesia para que le ayuden. Desde que supo que estaba embaraza hace un diario donde dice que no está disponible, que no puede tenerlo pero que es lo mejor que le ha pasado, con las dudas de que si lo daba o no. La iglesia encuentra una pareja que ya tenía un hijo adoptivo. Cuando se localiza al chico le hacen preguntas del alma, ¿cómo te ha ido? El responde nunca he tenido un mal día, sé que lo que hizo mi mamá fue lo mejor, tengo unos padre maravillosos que me hicieron crecer, soy músico, tengo un hermano mayor y dos hermanos pequeños, nos adoptaron a los cuatro, y yo sólo quiero conocer a mi mamá para darle las gracias porque fue la mejor decisión y yo he disfrutado todos los días de mi vida. Cuando el localizador le dice esto a la madre ella estaba muy feliz y le dice lo único que quiero es que el tenga mi diario. Y cuando la madre adoptiva recibió a cada uno de los niños hizo un diario narrando los momentos felices para que cuando los padres biológicos vinieran ella les diera este diario para que no se perdieran nada. El chico va a conocer a la madre, la abraza y le da las gracias y le dice que quiere que conozca a la madre que lo hizo crecer y ella le dice a la madre biológica que le da el diario que hizo para ella.

Si la madre no pudo hacerlo, confió en que fue la mejor decisión, la velocidad de la confianza cada uno la tiene que transformar. La confianza del chico, de la madre biología y de los padres adoptivos hace milagros.

La decisión que toman los padres es lo mejor y confiar en esto es lo importante y como cambiar la mirada. Que tengamos dolor en la Vida es parte de ella y podemos ser felices al mismo tiempo que vivir sintiendo el dolor.

Sólo esperas y todo va a estar bien y eso no significa que no exista el dolor, la felicidad con todo lo que nos ocurre. No es soy feliz solo si ocurre esto, y es una decisión individual y se toma de la noche a la mañana. Y queremos sufrir porque el sufrimiento me da existencia, sufrir por todo, porque no tenemos claro que pertenezco, no me lo tengo que ganar, ya lo
tengo, ni defender, pero este sufrir me garantiza que la gente me mire. Si estamos felices, los demás no nos miran o dicen que somos raros. ¿Cómo hacemos con alguien que es muy feliz? ¿Cómo la ayudamos? La felicidad es directamente proporcional a hacerme cargo de mi mismo. Egoísta es aquel que es una carga para el otro.

Ocupar el lugar que no me corresponde es un acto de amor, sufrir es un acto de amor, solo que ese amor es carísimo, nos hipoteca la vida.

En un campo de aprendizaje lo importante es lo que yo descubro, todo el tiempo estamos generando campos. Albert Einstein todo el tiempo estuvo tratando de descubrir el campo unificado y estuvo a punto. Los efectos de los campos ocurren aunque no tengamos explicación, cada uno del grupo está enviando al campo sus propios descubrimientos, esto es lo importante. Por pequeñito que sea, amplía la conciencia y el campo.

El amor claro no causa deuda, no le cobramos a la comunidad por aquello que hacemos. No me reconocen significa me deben mucho, entonces voy cobrando y a los cobradores nadie los quiere mirar.

Descubrimientos:

La felicidad honra a los padres, si nos ven felices están en paz y felices.

Tener éxito significa confiar y estar listo para el siguiente paso. Lo que está detrás se vuelve exitoso, si nos equivocamos lo bautizamos como éxito, sólo si eso me permite estar lista para el siguiente paso. Lo que sea si me permite estar listo para el siguiente paso, esto es un éxito. El éxito es permanente, la vida siempre tiene éxito. Los niños en vez de tener fracaso escolar tendrán éxito escolar.

Despedirnos es parte de la Vida, cambiar de planes es parte de la Vida. Cambio de planes, si en la vida no se puede ir por un lado hay que hacer un cambio de planes y es básico.

La culpa rodea al miedo, todo el tiempo transformamos miedo en culpa. Educamos para la culpa “no te da vergüenza”, “pero como has hecho esto”…  En vez de eso podemos entrenarnos en decir qué podemos hacer con lo que está pasando y no gastar
energía en decir para que lo hiciste, por qué lo hiciste… y al ahorrar energía se produce más  y se mira hacia el siguiente paso y es menos cansado.

Angela Merkel estaba diciendo en las noticias “confío plenamente en que después de la conversación que hemos tenido con Sarkozy, él va a tomar las mejores decisiones, no tengo porqué preocuparme, de esta manera Alemania tampoco se preocupa….”

“….tampoco me preocupa que los demás países paguen, lo van a hacer en la medida que puedan, nosotros tenemos que ver qué medidas  se van a tomar”.

Bert Hellinger dice de ella “esta mujer es muy sabia, guarda la energía para lo que se requiere”.

A quien sufre mucho lo puedes mirar un rato, pero después es muy difícil estar con ellos y amenazan con seguir mal.

Haga una contribución al planeta, invierta en usted mismo, la mejor inversión es esa.

La Pedagogía Sistémica no es un movimiento de renovación si no de reubicación pedagógica.

Cómo nosotros los docentes nos descolocamos:

Caso – si ponemos unos padres y una hija y una maestra.

Si el padre se va por algún motivo ¿Qué pasa con el lugar del padre? O lo asume la madre o es la tentación mayor de los maestros que dicen no te preocupes, yo te cuida.

El alumno se queda sin maestra.

Si la madre se va la hija se queda sola, otra vez la maestra puede decir pobrecita de la  alumna y se coloca en el lugar de la madre y ese lugar es terrible para los maestros porque hacen más cosas de las que se requieren y se desgastan queriendo ocupar el lugar de los padres sin ningún resultado. Es el caso del maestro quemado y se hace por amor a los alumnos.

Pierden el aula, a los alumnos, y se colocan en un lugar invalidando la presencia de la madre, es un lugar agotador. Se tiene que respetar ese lugar por salud, somos mejores maestros si no ocupamos ese lugar, que es sagrado. Así como ella lo hace es lo mejor, es la madre.

Somos mejores maestros si respetamos ese lugar y le decimos al alumno no te preocupes aún estando tu madre lejos siempre está contigo. Respeto como lo hacen tus padres. Así como ellos lo hacen es lo mejor, aunque a veces es difícil para todos los hijos.

Entonces los maestros podemos colocarnos mirando esta dinámica, respetándola y diciendo a los alumnos que siempre estarán juntos los padres, pase lo que pase siempre están detrás de él. Esto es confianza, confiamos y nos colocamos en un lugar de mucho respeto y haciendo lo que nos toca.

Si alguien está sufriendo mucho rápidamente nos queremos colocar en un lugar donde al otro le quite su sufrimiento y solamente me puedo colocar al lado, acompañando, diciendo aquí estoy en mi lugar, aquí te acompaño. O con la pareja, nos encanta ocupar el lugar de los padres de la pareja y nos convertimos en los rivales de los suegros. Es muy fácil perder el
lugar y lo hacemos por amor, pensando que podemos cubrir ese lugar. Y desde la ley de la física nadie puede ocupar el lugar del otro, solo el suyo.

Descubrimientos:

Es un éxito, es un escalón y estoy listo para lo siguiente y siempre hay éxito y necesitamos mirar toda la trayectoria, cada paso es un éxito siempre. Si lo miro así tomo la vida, y el siguiente paso quiere decir Vida.

Algunos Sentimientos generados por el grupo:

Cuanto más te gustas a ti mismo, más gustas al mundo, más te gusta el mundo.

Cuando nuestros padres nos gustan como son, más nos gustamos a nosotros mismos.

Contenta, llena.

Los padres lo hacen por amor porque no lo saben hacer de otra manera y como nosotros.

La confianza te libera del miedo y de la preocupación.

Culpa del pasado y preocupación del futuro no nos permiten estar en el presente, estamos fuera de lugar.

Confianza.

Confiar en nosotros mismos y en los demás.

Tranquilidad.

Divertida, desdramatizar la vida.

Llena de amor.

Llena de energía y confianza.

Revuelta y tranquila.

Contenta y con esperanza de cambiar.

Elijo la felicidad con todo.

Cargada de datos y sorprendida.